martes, 11 de octubre de 2011

Última entrada de Pablo Molina en "Crónicas murcianas"

De acuerdo, tiene una semana de antigüedad, pero es bueno de verdad: al más puro estilo Pablo Molina.

A disfrutar.

"Las tres superficies de mayor dureza conocidas en la naturaleza son el corindón, el diamante y el rostro de los gestores socialistas del empleo. Por ese orden. Así que el gobierno no tiene responsabilidad en las cifras vergonzosas de paro en España porque no es el encargado de contratar y despedir a los trabajadores. Pues nada, estupendo. Que los sindicatos de izquierdas preparen una concentración de agradecimiento a las puertas de las sedes del PSOE en todas las provincias para certificar su inocencia en la ruina de España y agradecerles sus esfuerzos por evitarlas.
Esto del paro debe ser una conspiración de los empresarios españoles, sin duda orquestada desde las zahúrdas del PP, partido empeñado en arruinar el país para alcanzar sus objetivos electorales. 
Así pues, a tenor de las declaraciones de los responsables socialistas del ramo, debemos creer que los empresarios españoles han decidido arruinar a sus empresas y despedir a sus trabajadores simplemente para joder a Zapatero.
Lo peor de todo es que el votante socialista medio sí cree en esas conspiraciones y en otras peores que harían enrojecer de vergüenza ajena al tonto de mi pueblo.
CODA: D. José Blanco, estudiante frustrado de Derecho, no por falta de capacidad sino porque sus inquietudes políticas juveniles le impidieron asombrar al Foro con sus aportaciones, aparece relacionado con un oscuro expediente de tráfico de subvenciones en tierras gallegas. Habrá quien pida que se aplique el cuento y renuncie a ser candidato en las elecciones del 20-N, pero serán sólo los que desconocen la máxima socialista, según la cual, "un candidato del PSOE no está sujeto a los estándares éticos que los socialistas exigen al resto de partidos". Amén, amén."

1 comentario:

A. Manuel Barragán-Lancharro dijo...

Hay cosas intemporales. Da igual que tenga unos días.
Saludos